Y tu empresa, ¿cómo se llama?

¿Estás buscando nombre para tu empresa de traducción?

Yo siempre me he caracterizado por ser bastante impulsiva, de las que se arriesgan sin pensar mucho en las consecuencias porque no me gusta perder oportunidades ni quedarme con la duda de qué habría pasado. Esta actitud me ha traído cosas buenas y otras no tanto. Lo curioso es que últimamente, con un tema concreto, estoy siendo todo lo contrario. Desde hace unos meses estoy organizándome para crear mi propia microempresa y una de las cosas que más trabajo me ha costado decidir ha sido el nombre. Tuve muchos en mente, los fui cambiando, incluso hice una encuesta en Facebook y, finalmente, no hace mucho, elegí el que creía que era el definitivo. Aunque durante el TraduEmprende me surgieron de nuevo las dudas creo que voy a quedarme con él porque me siento cómoda y creo que consigue que se vea mi personalidad.

Sé que estáis esperando que os diga cuál es el nombre que he elegido pero no voy a hacerlo. Sin embargo, lo que sí voy a hacer es contaros las historias que se esconden tras los nombres de otras empresas de traducción.

LogoA las chicas de Parolear se les ocurrió mezclar las palabras «parole» en francés y «parola» en italiano con la terminación de algunos verbos en español. Ellas mismas cuentan que tras la elección del nombre se sintieron como las «Leonardo da Vinci de las palabras inventadas». Su nombre les parecía perfecto así que decidieron pasar la prueba de fuego: buscar en internet. Afortunadamente a nadie más se le había ocurrido usarlo así que ya tenían nombre para su empresa. Sin embargo, se dieron cuenta de que la mayoría de las cosas están inventadas y por muy guays que se sintieran la palabra «parolear» ya existía. En lunfardo, dialecto que se habla en Buenos Aires (donde ellas habían estado de vacaciones unos meses antes), significa charlar.

Ana Sánchez, la traductora que dirige esta empresa, me cuenta que eligió el nombre sin pensarlo demasiado pero que poco después se dio cuenta de que funcionaba porque es fácil de recordar y suena bien tanto en inglés como en español. Como os habréis imaginado ya ASTRA es el resultado de la unión de las iniciales de Ana con la palabra Translation. Posteriormente, durante la creación del logo, surgió la idea de que este fueran unas estrellas verdes ya que ASTRA suena a astral y el color no está muy visto en el mundo de la traducción.

En este caso tenían claro que querían un nombre corto, fácil de pronunciar y de recordar y, sobre todo, que hiciera referencia a lo que se dedican. Como sus lenguas de trabajo provienen del latín decidieron que estaría bien usar una palabra en ese idioma y así surgieron algunos nombres como «scriptus» o «lingua». Al hacer una búsqueda por internet se encontraron con que www.scriptus.es estaba disponible y se quedaron con él.

La primera idea que tuvo María fue la de jugar con su propio nombre e iniciales, siendo su primera opción MLG Translations. Sin embargo, al buscar en internet descubrió que ya había alguien con esa identidad así que no le quedó más remedio que buscar alternativas. Tras un tiempo pensando en un posible nombre se frustró y lo dejó por un tiempo, pero no se dio por vencida. Un día decidió que era el momento de volver a intentarlo y surgió MALOGA Translations, que tampoco terminaba de convencerle. Sin embargo, este nombre fue el que la llevó a LOGA que fue con el que se quedó porque tenía parte de su nombre y además hacía un guiño a la palabra griega «logos», que significa palabra.

Las chicas de Trágora eligieron el nombre de la empresa de una manera algo precipitada. El mismo día que tenían la cita para registrarlo se reunieron las cinco socias a debatir sobre posibles nombres. Cada una llevaba unos cuantos apuntados y surgieron muchas ideas pero no se ponían de acuerdo. Una de las socias propuso la palabra «ágora» (del latín «ahora») para hacer referencia a la rapidez de respuesta y a las demás les gustó por la relación que guardaba con la plaza griega donde se reunían los comerciantes, los filósofos y los políticos. Como tenían claro que además querían que el nombre de la empresa incluyera algo relacionado con la traducción empezaron a jugar y se quedaron con tres opciones que propusieron al registro en orden de preferencia: Transágora, Tradágora y Trágora. El registro eligió el último y con ese se quedaron. Y yo creo que fue una buena elección.

Flor tenía claro que para su empresa quería su nombre o Le mot juste. Por temas estéticos (para el dominio no quedaban bien las dos aes de nombre y apellido unidas) al final optó por la otra opción. Más tarde decidió añadirle Linguistic Solutions porque por el dominio www.lemotjuste.com le pedían 6000 dólares. Tanto el logo como la imagen de su tarjeta (una foto de la definición de «translation» de su diccionario Oxford) fueron ideas suyas así que estamos ante una artista.

A los chicos de molmola se les ocurrió llamar a su empresa Ministry of Languages porque identificaba los servicios que iban a ofrecer (traducción, enseñanza de lenguas, etc.) y por su similitud con la famosa discoteca londinense Ministry of Sound (les encanta la música y en breve sacarán un blog donde mezclarán música y traducción). La cuestión es que era un nombre algo complicado para los clientes y, además, los relacionaban con el gobierno, algo que no es muy positivo últimamente. Decidieron simplificar el nombre y se quedaron con mol hasta que llegaron las chicas de Bualá Comunicación y le añadieron el mola. Así terminaron siendo molmola.

MEOWTRAD Logo empresa de traducción

Tanto el nombre como el logotipo surgieron de forma paralela. Me cuentan que tenían una idea clara y que no querían recurrir a los tópicos de siempre. Por lo visto, ellos son más de perros pero en internet todos sabemos que quien triunfa es el gato. Esto les hizo querer «plasmar la frustración que uno siente cuando intenta comunicarse en un idioma que no domina y la satisfacción que produce para el traductor el hecho de conseguir que distintas personas se entiendan». Para el logotipo recibieron varias propuestas y se quedaron con la que todos conocemos y el nombre surgió casi a la vez. A mí me parece muy original y divertido.

Kasia contrató los servicios de Rainy Branding para la imagen corporativa de su empresa. Quería elegir un nombre que reflejara la naturaleza de su negocio y sus campos de especialización (traducción médica y técnica) y tras varias reuniones con Rainy London surgieron muchas ideas. Finalmente se quedaron con Mastermind Translations y con la cabeza con engranajes como logo. Ella dice que está muy contenta con la inversión hecha así que si no os veis capaces de crear vuestra imagen ya sabéis a quien acudir.

Alaine pensó varias opciones, todas ellas en inglés menos la que al final salió elegida. Es una especie de juego de palabras en euskera que no es completamente traducible aunque se podría decir que más o menos significa cotorreando o charlando. A pesar de que la gente a la que preguntó le decía que eran mejor las opciones en inglés ella decidió quedarse con Hitz eta Pitz porque precisamente lo que quería es que le preguntaran qué significaba. A mí me parece un nombre muy chulo.

¿Qué os ha parecido? ¿Os han surgido ideas? A mí me gustan todos los nombres, unos más serios y otros más divertidos, pero todos muy profesionales. Creo que cumplen su función: son fáciles de recordar, llamativos, cortos y originales. ¿Qué creéis que es imprescindible para el nombre de una empresa? En fin, espero vuestras reflexiones y vuestras ideas. Y prometo que en poco tiempo podréis ver mi imagen corporativa aunque anticipo que la mía tira más por el lado de molmola y MeowTrad ;)

Quiero agradecer a todos los mencionados su disponibilidad y rapidez para contarme sus historias. Muchas gracias por vuestra ayuda, sois un encanto :)

About these ads

21 comentarios en “Y tu empresa, ¿cómo se llama?

  1. ¡Enhorabuena por la entrada, Elena! Últimamente estoy algo frustrada por justamente el mismo tema: el nombre. No paro de darle vueltas y vueltas a la cabeza y no me acaba de convencer nada, y lo que me convence ya está cogido. Pero veo que no soy la única que tiene o ha tenido éste problema. Espero que me venga la inspiración pronto porque tengo muchas ganas ya de poder presentaros una web propia.
    Un saludos,

    Laura

  2. Me ha gustado mucho tu entrada. Hace menos de un añito, monté mi empresa con mi hermana y pasamos 3 meses buscando y descartando nombres (desde palabras en otros idiomas que nos gustaban como Forelle -trucha en alemán- hasta combinaciones imposibles e impronunciables). Hicimos encuestas entre nuestros amigos y familiares e incluso nos pusimos en contacto con un diseñador para la imagen corporativa de la empresa sin tener el nombre definido (tenemos hasta 5 bocetos diferentes, con diferentes nombres). Finalmente nos quedamos con Etnonautas, porque nos dedicamos a la localización de software y eso de “nautas” nos gustaba, y “etno” porque al fin y al cabo lo que hacemos es para que los pueblos se entiendan. Por lo tanto, navegamos entre pueblos y nos encanta. Saludos y te felicito otra vez por la entrada ;)

  3. En nuestro caso (InPuzzle) creemos que cada traducción es un conjunto de piezas y partes que debemos de encajar para que todo quede a la perfección, como si fuera un puzzle, de ahí el nombre. Pero es curioso ver como las múltiples opciones surgen de tan diversos orígenes (juegos de palabras, simple azar, palabras en otros idiomas…), ójala se animen las múltiples empresas del sector a explicar los orígenes de sus nombres.

    • ¡Hola, David! En primer lugar, muchas gracias por comentar. Lo más interesante de la entrada es precisamente que está abierta a que todos contéis vuestras historias. A mí me gusta mucho el nombre, de hecho una de mis primeras opciones estaba relacionada jeje Menos mal que al final no me quedé con esa :p

  4. Helen, en primer lugar, gracias por haberme nombrado. Sí que fue una odisea, porque fue una tormenta de ideas constante y tuve que verificar que no exista el mismo nombre en otros lados (aunque yo estaba medio encaprichada, y otros LMJ ya existen, aunque son blogs, pero no con la presencia que yo le estoy dando) y luego, cuando lo encontré, comencé con las encuestas a la familia, amigos y a colegas. La familia no supo entender por qué el nombre, pero bueh… No se puede todo en la vida. ;) Fueron mis colegas los que más me ayudaron a decidirme por este nombre, así que gracias a ellos.
    No me considero una artista para nada, sino, que me puse a hacer una evaluación de campo, y ponerme en el lugar de mi (futuro) cliente: ¿qué le gustaría ver? Y así, fueron surgiendo otras ideas.
    ¡Gracias otra vez, Helen! Un placer.
    Beso enorme.

    • Lo de artista es una forma de hablar, pero admiro mucho a las personas con imaginación y que son capaces de sentarse a pensar hasta que les venga la inspiración. Como ya te dije me gusta mucho el nombre, aunque es en francés es fácil de recordar y cortito, y muy bonito :)

      ¡Un beso, Flor! Y gracias por comentar, guapa :)

  5. Suerte con la elección de tu nombre. Si el clic de tu nombre fue amor a primera vista, no lo cambies :)
    A nosotros, ÁreaBroca, nos llegó por la relación que tenía con el Área de Broca ;-) luego de mucho debate y “focus groups” con colegas y un par de clientes.
    La elección inmediatamente anterior fue “Argot”, fácil de decir en varios idiomas, pero con una acepción sombría para algunos al ser el “idioma del bajo mundo…”
    Saludos.

    • Oye, pues a mí “Argot” me gusta :) Aunque es verdad que puede sonar algo mal para algunas personas así que hicisteis bien en cambiar, además es un nombre muy original.

      Muchas gracias por comentar, José Luis :)

  6. Hola Elena, muchas gracias por tu entrada, me ha venido como anillo al dedo porque, al igual que otras compañeras que han comentado, estoy venga a darle vueltas a cómo llamar mi miniempresa. Por un lado hay gente que prefiere ponerle su nombre a la empresa, por otro lado me parece que es más fácil de recordar si la empresa tiene un nombre propio…
    En fin, estaré atenta a tu blog (que por cierto acabo de descubrir y me encanta el diseño!!) para ver con qué nombre te quedas.
    ¡Un saludo!
    Teresa

  7. Muchas gracias por comentar Leticia, Teresa y Victoria. Me alegro de que os haya parecido útil la entrada, es muy satisfactorio saber que lo que escribes puede servir a otras personas :)

    La verdad es que creo que es de los pasos más difíciles: elegir el nombre y el logo de la empresa, al menos para mí, que soy muy exigente y me gusta ser especial. Una vez tienes eso y has creado la web creo que te sientes más segura, o al menos esa es la sensación que yo estoy teniendo.

    ¡Un saludo!

    P.D.: Teresa, gracias por lo del diseño. Me ha costado llegar pero yo estoy muy contenta con cómo ha quedado ^.^

Seguro que tienes algo interesante que aportar:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s